capelli

Breve reseña sobre la composición química y la estructura del pelo

El pelo forma parte de un sistema complejo llamado folículo piloso sebáceo.
Está compuesto por queratina, grasas (triglicéridos, ceras, colesterol, fosfolípidos, escualeno), minerales (hierro, magnesio, zinc, cobre, plomo), agua y melaninas (sustancias de color, eumelanina en el pelo negro y feomelanina en el rojizo, el rubio y el castaño dorado).

El color del pelo depende de la cantidad de melanina presente en la corteza, un agregado amorfo o granular constituido por mezclas de polímeros y enzimas en una compleja matriz proteica.

El hierro es más abundante en el pelo rojizo. El magnesio predomina en el pelo negro. En el pelo castaño abunda el plomo. En el pelo blanco, la melanina es escasa o nula.

El zinc es esencial para activar los factores de crecimiento de las células germinativas de la matriz. A falta de zinc, el crecimiento del pelo se vuelve más lento.

El pelo está compuesto por: el tallo, que es la parte visible, externa al folículo piloso, la raíz, que es la parte interna, y el bulbo, la parte profunda del folículo en cuya base está la matriz. Las células de la matriz tienen un núcleo vesiculoso con un citoplasma que presenta un índice mitótico muy alto, equivalente sólo al de la actividad multiplicativa de la médula ósea.

No es verdad que cortar el pelo sirve para fortalecerlo y hacerlo crecer más. El corte no influye en las zonas subcutáneas donde se origina el pelo. Es verdad que cuando el pelo está debilitado o estropeado (por ejemplo, cuando está florecido), las partes perjudicadas (por el secador, la permanente, las tinturas, etc.) se eliminan con el corte y son reemplazadas por el nuevo crecimiento.

Tipos de pelo

Como hemos visto, la estructura y la calidad del pelo dependen de muchos factores. A continuación ofrecemos una breve descripción que puede ayudarle a elegir su producto.

El pelo natural (por natural entendemos humano) que se utiliza para fabricar pelucas, tupés, colas, extensiones y afines es pelo seleccionado y esterilizado (las leyes en esta materia son severas), y se clasifica en grandes grupos según la zona de origen.

Pelo asiático: procedente generalmente de China, tiene una sección mayor que los otros tipos de pelo y es muy liso y negro. Es de mediana calidad, por lo que se consigue a un precio accesible. La desventaja es que, por ser muy espeso, no se puede procesar como los otros tipos de pelo: es difícil marcarlo y no se puede aclarar porque adquiere una coloración verdosa difícil de eliminar, salvo con tratamientos químicos que lo hacen poco agradable al tacto.

Pelo hindú: de estructura muy heterogénea (sección fina/media), ofrece una gama de color más amplia que el chino: del negro natural al castaño medio. Tiene una estructura ligeramente ondulada que lo hace muy similar al pelo europeo y, en consecuencia, menos económico que el chino. Es fácil de procesar, pero, como es muy fino, los tratamientos no pueden ser demasiado agresivos. Es por ello que se aconseja su uso «al natural».

Pelo europeo: procedente en su mayoría de los países del este desde hace unos años, abarca toda la gama de coloración natural (desde el rubio platinado hasta el negro) y presenta una estructura elástica fácil de trabajar. Está entre los más prestigiosos (el italiano es el mejor de todos, aunque difícil de conseguir) y su precio es considerablemente elevado. No requiere tratamientos químicos particulares (tinturas) precisamente por la amplia disponibilidad de color y estructura. Al tacto resulta agradablemente sedoso, y su calidad es inconfundible a la vista.


.| Empresa |.
.| El Pelo |. .| Extensiones |. .| Galeria |. .| Contactos |.